miércoles, 9 de febrero de 2011

Como estudiar para las matematicas??

Pensar que las matemáticas son aburridas o demasiado complicadas es un mito en el que fácilmente se puede caer, aunque para ello es necesario que tanto en la escuela como en casa los maestros y papás ayuden a que el mundo de los números resulte atractivo para los niños y niñas.
"El factor más determinante en el gusto o rechazo (de las matemáticas) no va a ser la materia, sino el formato de presentación, lo agradable o apetecible de la propia tarea", señalan las conclusiones de un estudio presentado en Madrid en el Primer Congreso Internacional Lógico Matemática.
"Las actividades matemáticas con un diseño adecuado pueden ser mayoritariamente elegidas, y rechazadas aquellas que no lo son".
Para Ángel Ruiz Zúñiga, presidente del Comité Interamericano de Educación Matemática, que estudia estrategias didácticas para esta materia, el "coco" de muchos estudiantes va más allá al llamar a eliminar la "matefobia" en los chicos. "Hay que romper esa 'matefobia' entre los padres de familia, para que sus hijos tengan una actitud diferente", señaló. "Muchas veces, los niños llegan a la escuela y ya vienen con una actitud negativa a las matemáticas. Los padres les advierten: 'Espérate a que llegues a matemáticas', incluso es permisible que los estudiantes fracasen. Dicen: 'No importa que repruebe en matemáticas, a mí también me pasó'".
Para Ruiz Zúñiga, esta misión de erradicar el miedo a las matemáticas debe incluir fomentar una cultura de constancia, es decir, que el niño o niña perciba un aprendizaje aunque no llegue a la solución de un problema.
El experto dice que, en países de América Latina y Estados Unidos, los estudiantes piensan que si no resuelven un planteamiento matemático en 5 ó 10 minutos es porque no son capaces de hacerlo, y creen que finalmente no aprenden nada. En cambio, en otras culturas, como en la de Japón, pasar horas con lápiz en mano, cuaderno y calculadora representa poner en juego conocimientos e ideas alrededor de un tema. “Nosotros, los latinos, después de 10 minutos, decimos: ‘¡Ya!, ¡se acabó!’. Te desanimas”, enfatiza el también filósofo. “Pero hay que seguir, ser insistente y persistente. Los maestros tienen una gran responsabilidad de enseñar y esa persistencia es lo que permite el aprendizaje y el éxito”.
El ser constantes y manenerse sin desánimo frente a los a veces complicados problemas numéricos, recalca, es una idea que los profesores deben transmitir a sus alumnos.
Éstas son algunas recomendaciones para mejorar las habilidades matemáticas en familia.

- Ayuda a tus hijos a comprender matemáticamente la realidad que le rodea, por ejemplo, contar el número de juegos que hay en un parque, ordenar las edades de sus amigos, encontrar formas geométricas en el entorno.

- Desmitifica el aprendizaje de las matemáticas. Hágale ver a su hijo que no se requiere tener un don especial para comprenderlas.

- Aprovecha los juegos que fortalecen el pensamiento matemático (dominó, sudoku, rompecabezas).

- Promueve la búsqueda de soluciones creativas haciéndolos pensar de formas diferentes y originales.

- Enfatiza la resolución de problemas más que la memorización de tablas o datos, y pon ejemplos concretos del uso de las matemáticas en la vida cotidiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada